Bienvenido@s al Sitio Web del Grupo Pro-defensa de la Educación de Jóvenes y Adultos – ADE

Contactos: info@educajovenesyadultos.com
 
NOVEDADES
Aportes de los nuevos estudios de «Literacidad» al campo de la educación de jóvenes y adultos.

Por: María del Carmen Lorenzatti
Doctora en Ciencias de la Educación,
Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.

La pregunta que orienta el presente artículo es, cuáles son los aportes de la perspectiva de los nuevos estudios de literacidad (en adelante, nel) a la comprensión de las prácticas de lectura y escritura en escuelas para jóvenes y adultos. En primer lugar, presentaremos una aproximación conceptual de los nel, examinando las herramientas metodológicas desplegadas en sus investigaciones; en segundo lugar, compartiremos hallazgos de dos proyectos de investigación, que forman parte de un proyecto global, en el campo de la educación de jóvenes y adultos. Finalmente realizaremos apreciaciones conceptuales derivadas de discusiones entre los miembros del equipo, que enriquecen y arrojan nuevas luces sobre los estudios de lectura y escritura en este campo socio educativo.

 

Descargar el artículo científico:

Descargar

Estrategias Pedagógicas Aplicadas a la Educación con Mediación Virtual para la Generación del Conocimiento Global

Pedagogía en un contexto virtual

En un contexto de educación virtual, en el cual no se limita únicamente a las aplicaciones tecnológicas (Bolívar y Dávila, 2016), la pedagogía juega un papel importante en la construcción del aprendizaje significativo (Arroyo et al., 2014). En esta construcción existen elementos del sistema educativo que deben tomarse en cuenta, tales como, el entorno social, cultural y tecnológico, la interacción y actuación de los involucrados en lo virtual con las subjetividades que implica, entre otros aspectos de igual importancia (Rozo, 2011). En función del planteamiento anterior, se puede decir que lo virtual, constituye un ambiente para el desarrollo de competencias bajo una múltiple clasificación de modalidades educativas virtuales donde el centro es el aprendizaje y no la modalidad en sí misma (Díaz y Omara, 2014) por lo tanto, el entorno virtual surge como un nuevo paradigma que está influenciando y promoviendo cambios importantes en los modelos educativos, otorgando flexibilidad y transversalidad al proceso de enseñanza aprendizaje (Edel-Navarro, 2010).

Descargar el artículo científico original:

Tomado de:

MARTINEZ, Olga et al . Estrategias Pedagógicas Aplicadas a la Educación con Mediación Virtual para la Generación del Conocimiento Global. Form. Univ., La Serena , v. 11, n. 5, p. 11-18, 2018 . Disponible en <https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-50062018000500011&lng=es&nrm=iso>. accedido en 02 sept. 2019. http://dx.doi.org/10.4067/S0718-50062018000500011.

Ciudad/País: Lima Perú

Organizaciones:

Red ESTRADO
Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH)
Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM)
Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán (UNE)

PRESENTACIÓN

La Red Latinoamericana de Estudios sobre Trabajo Docente (Red ESTRADO), creada hacia fines del año 1999, convoca a su XII Seminario Internacional. A lo largo de estos años la Red ESTRADO se ha consolidado como un espacio de referencia en el campo de estudios sobre el trabajo docente en el contexto latinoamericano. Con el objetivo de seguir consolidando y expandiendo la Red y profundizar los espacios de intercambio, el Seminario Internacional de la Red se desarrollará en la Ciudad de Lima. En una coyuntura compleja en América Latina el seminario “Derecho a la educación pública y trabajo docente: resistencias y alternativas” se propone generar un espacio para el análisis y el intercambio sobre los diversos procesos y dimensiones vinculados con el trabajo y la formación docente desde la perspectiva del derecho a la educación, considerando la heterogeneidad de proyectos políticos y sociales en disputa en la región.

PÚBLICO DESTINATARIO

Investigadores, investigadoras, docentes y estudiantes de grado y posgrado, sindicalistas y trabajadoras y trabajadores comprometidos con la investigación y los debates sobre el trabajo docente.

Información detallada de este evento internacional: Ingresar AQUÍ

Galería de imágenes del evento

Universidad Peruana Cayetano Heredia

Ponencia: “Construyendo un país en paz a través de la educación. Jóvenes y Adultos.” Lima, Perú

Red SEPA, México

Ponencias equipos de trabajo: Brasil, Chile, Argentina, Costa Rica y Colombia

Manuel Burga Díaz-Ponente por el Perú

Muestra Folclórica del Perú

Cierre del evento

Educación en Bogotá

Resumen del estado actual de la Educación de Jóvenes y Adultos en Bogotá.

 

Defendamos lo poco que queda de la Educación de Jóvenes y Adultos.

En el siguiente cuadernillo se expone el estado actual de la Educación de Jóvenes y Adultos en Bogotá.

Necesitamos del apoyo y la participación de maestros, estudiantes, padres de familia, y en general, de toda la comunidad educativa, para defender este tipo de educación.

Descargar CUADERNILLO

 

X Asamblea Regional de la Campaña Latinoamericana por el derecho a la educación -CLADE

 

Por una Educación Emancipadora y Garante de Derechos.

Bogotá, Colombia

 

La Campaña Latinoamericana por el derecho a la educación CLADE, es una entidad que defiende la educación pública en todos sus niveles y que tiene como misión, defender el derecho humano a una educación transformadora, pública, laica y gratuita para todos y todas, a lo largo de la vida, como responsabilidad del Estado.

Una educación que responda a las dimensiones de disponibilidad, accesibilidad, aceptabilidad y adaptabilidad, que reconozca las diversidades, promueva la ciudadanía y la realización de los derechos humanos así como la superación de todas las formas de discriminación.
La operatividad de esta entidad se basa y centra en su comité directivo, que es un órgano político, encargado de dirigir los asuntos y las actividades de la CLADE entre Asambleas Generales, de conformidad con las resoluciones y decisiones tomadas por ésta. Debe estar constituido 11 representantes electos por las organizaciones miembros, de la siguiente forma:
• Seis Coaliciones Nacionales: una por subregión Cono Sur, Región Andina, dos de la sub región de Centroamérica, México y el Gran Caribe; más dos elegidas por la Asamblea a partir de criterios de orden temático, histórico.
• Dos Redes Regionales;
• Dos Organizaciones no Gubernamentales Internacionales.
• La coordinadora o el coordinador ejecutiva/o.
Las tres subregiones consideradas son: (1) Cono Sur: Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, Brasil; (2) Región Andina: Perú, Bolivia, Ecuador, Venezuela y Colombia; (3) Centroamérica, México y el Gran Caribe: Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, México, República Dominicana y Haití. La subregión México, Centroamérica y el Gran Caribe tiene derecho a dos representantes por estar compuesta por mayor número de países.

La IX Asamblea de la CLADE, celebrada del 11 al 14 de noviembre de 2016 en Ciudad de México, elegió el actual Comité Directivo; y la X Asamblea se celebró recientemente en Bogotá, Colombia entre los días 21 y 26 de octubre de 2018. Durante estas fechas se realizaron diferentes actividades como las siguientes:
21 de octubre: Conversatorio con estudiantes Jóvenes y Adultos, en la sede de la Universidad Nacional de Bogotá.
22 de octubre: Seminario Público sobre educación, en el auditorio de la Biblioteca Luis Ángel Arango.
23 al 26 de octubre: Asamblea Regional, en la Universidad Nacional de Colombia.

Al final de la Asamblea, los participantes del evento, crearon una carta al público, en donde se resumen los aspectos más destacados y las tareas a cumplir, en lo relacionado con la educación pública en sus diferentes grados escolares, manteniendo el postulado «Por una educación emancipadora y garante de derechos».  DESCARGAR

Conversatorio de Estudiantes

Jornada realizada el domingo 21 de octubre de 2018 en las instalaciones de la Universidad Nacional de Colombia. Participaron representantes estudiantiles de la Educación de Jóvenes y Adultos de diferentes Colegios Distritales de la jornada nocturna.

 

Equipo de participantes del Conversatorio de Estudiantes.

 

Camila Grosso, Coordinadora General de la X Asmablea, acompañada de algunos representantes de los colegios públicos de Bogotá de la jornada nocturna.

En este evento se socializó la situación actual de la Educación de Jóvenes y Adultos en Bogotá.

Algunos estudiantes tuvieron la oportunidad de expresar sus pensamientos, los cuales se replican en las diferentes intervenciones que se ponen a disposición para ser descargadas desde este sitio web.

La mujer y la educación nocturna y de fines de semana en los colegios públicos de Bogotá.Eliana González Blanco. DESCARGAR

Los Jóvenes y Adultos participando en la Asamblea General de la CLADE – 2018. Daniel Cantor. DESCARGAR

Los Jóvenes y Adultos participando en la Asamblea General de la CLADE – 2018. Sergio Eduardo Vargas. DESCARGAR

Así mismo, los participantes entregaron una carta en nombre de los Jóvenes y Adultos de los colegios públicos de Bogotá a la Dra. Camila Grosso, Cordinadora general de la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación. DESCARGAR

Seminario Público

 

 

 

 

El seminario público se realizó el lunes 22 de octubre de 2018.

El lugar de reunión fue el auditorio de la biblioteca Luis Ángel Arango.

A este evento asistieron y presentaron sus trabajos, propuestas y proyectos, representantes de varios países latinoamericanos.

Por Colombia, la profesora Paulina de Castillo, planteó la necesidad de fortalecer y respaldar  la Educación de Jóvenes y Adultos de la Capital de la República.

La Asamblea

Durante el evento, realizado en la Universidad Nacional,  se debatieron situaciones actuales de la educación en los países de Latino américa, y se plantearon retos a asumir y actividades a desarrollar, como una alternativa de exigencia a los gobiernos actuales, en aras de que la educación pública sea valorada y fortalecida, para que los estudiantes de los diferentes niveles tengan garantizada su educación.

 

El decreto 1075 de 2015, favorece la calidad de la educación de jóvenes y adultos de Colombia?

 

El decreto 1075 de mayo 26 de 2015, corresponde a una de las últimas modificaciones reglamentarias del sector educativo, en donde, entre otros, se hacen ajustes a la modalidad de la educación de jóvenes y adultos, y que se especifican en la sección 3, de tal forma, que se plantea la libertad de ofrecer diferentes modelos educativos flexibles, los cuales, en caso de ser adoptados, simplemente tienden a que para los jóvenes y adultos, la oferta del gobierno se centra en cursar sus años escolares en muy poco tiempo y con enfoques que apuntan a la adquisición de competencias laborales para desempeñarse en diferentes áreas y ofreciendo mano de obra barata, dejando de lado la importancia y oportunidad que esta población tiene de vincularse en programas de educación superior, al igual que lo hacen los egresados de las jornadas diurnas.

El gobierno concibe que la flexibilización es recortar horas de presencialidad en las instituciones, así como reducir las estrategias didácticas y pedagógicas de un proceso de educación regular, con lo que se evidencia que bajo estas nuevas alternativas, lo que se deteriora ostensiblemente es la calidad de la educación.

Los invitamos a hacer un análisis del decreto. Descárguelo AQUÍ

 

El fin de Ser Pilo Paga:

Las razones por las que no puede continuar el programa.

Foto: Archivo Semana Sept.9 de 2018

Luego de revisar el faltante del sector de educación en el presupuesto de 2019, el ministerio de Educación decidió que el 50% de los recursos no podría continuar destinado al acceso a la educación superior de una población de apenas 40.000 estudiantes. Luego de tres años de existencia, se acaba el programa Ser Pilo Paga, la bandera en términos de educación superior del ex presidente Juan Manuel Santos.

Pese a que el programa ya cuenta con cuatro generaciones de Pilos avanzando sus estudios en universidades privadas y era visto como una estrategia para el ascenso social y desarrollo académico para los mejores estudiantes con más bajos recursos, expertos siempre cuestionaron la viabilidad de la apuesta de Santos.

Ahora, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, les da la razón. El Ministerio encontró que era inviable continuar con este programa. Este cambio aparece en un momento en el que el tema del financiamiento de las universidades públicas vuelve a estar en boga. Las 32 instituciones estatales exponen un déficit monumental de más de 18 billones de pesos. Sin embargo, esa cifra es en relación con el presupuesto ideal que las universidades públicas expresan que necesitan para funcionar correctamente.

«Yo respeto y honro las necesidades de los 40,000 jóvenes. Pero hay que mirar las cifras responsablemente», dijo esta mañana Angulo en declaraciones a La W.

Por ello, en vez de destinar el 50% del rubro de la educación superior destinado al Icetex a un programa que proponía beneficiar únciamente a 40.000 estudiantes (10.000 por año), la ministra ha anunciado que ese dinero se encausaurá en el fortalecimiento de la educación pública, que es dónde realmente está el foco del problema. «Se debe encontrar que los estudiantes se encuentren como iguales, en lo privado y lo público, pero debemos tener como prioridad fortalecer la educación pública. Diseñar un programa que dé respuesta durante los 4 años».

El plan para este cometido se tendrá listo en las próximas semanas. Sin embargo, desde ya hay certezas frente a la línea de acción que encaminarán la educación en los siguientes años y que no desampará a los Pilos que están cursando sus estudios.

La nueva estrategia tendrá en cuenta un aumento en los cupos de las universidades públicas. Cabe recordar que Ser Pilo Paga surgió a raíz del déficit de cupos en universidades públicas. «Se hará un diseño sobre cómo será la distribución de cupos, en relación a la situación económica de los estudiantes. Las universidades públicas están dispuestas a sumarse a este proceso. Han tenido los últimos años un problema importante de recursos, entonces no es solo sobre los cupos, sino reconocer en costos los recursos que son necesarios para que la universidad se fortalezca y a futuro pueda responder a las regiones».

Además, se respetará a los 40.000 Pilos que necesitan continuar y terminar su paso por la universidad. «Hacienda tiene clara esta prioridad.Son dos billones de pesos los que se necesitan para honrar el compromiso con los Pilos. Por ahora, estamos enfocados en el 2019 y que ahí estén tranquilos los estudiantes y sus familias», aseguró la minsitra. Este trabajo tendrán que hacerlo tanto el ministerio como el Icetex, pues era esta entidad la encargada de entregar los recursos aportados desde el ministerio para llevar a cabo Ser Pilo Paga.

A parte de eso, la nueva estrategia de fortalecimiento de la educación pública tendrá en cuenta a todos los actores de la educación superior. «Nosotros desde el sector educación somos convencidos de la protección a los maestros, a los directivos, estamos trabajando en un programa muy fuerte y dar una respuesta de los docentes que son amenazados en el país. El debate es que cuatro años que nos tocaron, nos tocaron un conjunto de retos, de reformas y que la sociedad colombiana reclama y tiene en agenda».

Tomado de: https://www.semana.com/educacion/articulo/se-acaba-el-programa-ser-pilo-paga-anuncio-la-ministra-de-educacion-maria-victoria-angulo/582090

“La implementación de la jornada única se hará de manera gradual, seria y con sentido”, Ministra de Educación

27 Ago 2018 – 5:57 PM Por: Aló por favor Colombia

Foto: © Proporcionado por PRISA RADIO

En conversación con una estudiante de úndecimo grado de Jericó, Antioquia, la ministra de Educación explicó que la implementación de la jornada única se dará de manera “gradual y seria” e incorporará la cultura y el deporte. También dijo que las secretarías de educación pueden estar tranquilas con que el gobierno tiene los recursos para cerrar el año. Ésta fue la primera llamada del #RetoDeLos10Minutos de ‘Aló, ¿por favor Colombia?’ con los ministros del gobierno de Iván Duque. Sara Manuela Álvarez salió a hacer un mandado cuando vibró su celular y le anunciaron que la Ministra de Educación, María Victoria Angulo, estaba al otro lado de la línea esperándola para resolver sus dudas e inquietudes. El mandado pasó a un segundo plano y corrió de regreso lo más rápido que pudo. Entró en su habitación, sacó su libreta de un cajón de su mesa de noche y buscó la página en donde estaban las preguntas que había elaborado con sus compañeros y docentes de la Institución Educativa San José de Jericó, Antioquia.

“Primero quiero agradecerle por el espacio” dijo Sara con voz cortada. Después de la llamada confesaría: “Es que no todos los días se habla con una ministra, tenía miedo.” Sara, quien presentó las pruebas Saber 11 hace unas pocas semanas y desea estudiar comunicación social, preguntó acerca de la promoción de actividades extracurriculares que promuevan el deporte y la cultura. La ministra le aseguró que la implementación de la jornada única servirá para llevar oportunidades en materia deportiva y artística a los colegios, para que la ampliación de la jornada no se destine sólo a ciencias básicas. Con esto, marca una diferencia con el gobierno anterior, donde matemáticas y lenguaje fue el foco casi exclusivo en los programas del Ministerio. Angulo mencionó el valor que le da Duque a estos proyectos por sus conocimientos en temas de economía naranja.

Sobre jornada única, la ministra también explicó que la implementación se dará de manera “seria, gradual y con sentido” para que “no sea solamente para dar un anuncio y consignar un dato del número de estudiantes beneficiados”, y que tendrán en cuenta las condiciones de infraestructura educativa y alimentación escolar, que tendrá una reforma profunda que será presentada pronto.

Vale la pena recordar que tener condiciones para la implementación de la jornada única ha sido una de las banderas de la Federación de Trabajadores de la Educación (FECODE), quienes incluso han usado la frase “Jornada única sí pero no así” para referirse al programa del gobierno.

El acceso a la educación para evitar que los jóvenes entren a actividades delincuenciales en los sectores más olvidados fue el siguiente tema que discutieron. Según la ministra, se requiere volcarse a esas zonas para llegar con un proyecto de orientación vocacional reforzado y acercarlo a todas estas poblaciones que, por su desconocimiento, tienen muchos mitos alrededor del acceso a la educación.

Pero además, anunció que implementarán el proyecto “Entornos escolares para la vida”, para trabajar de la mano con el ICBF y la Policía en garantizar la seguridad y la convivencia en los colegios, sobre todo en las zonas que han sido agobiadas por la violencia y la venta de drogas. “En paralelo que vamos actuando en la escuela, vamos mejorando el entorno escolar porque sé que existe una amenaza diaria y recurrente” afirmó. Programas similares han sido implementados en Medellín y Bogotá, donde la ministra fue secretaria de educación. Mencionó también que el arte y el deporte se deben volver espacios para expresar diferencias, pero de manera sana.

Sara continuó exponiendo una pregunta sugerida por un docente de su municipio: “¿Qué tienen presupuestado para incrementar el capital en el Sistema General de Participaciones que pueda dar buena cuenta del sistema educativo en todos sus niveles?” Angulo explicó que encontró un déficit de recursos para terminar el año pero que ya se encontraron los fondos gracias al trabajo conjunto con el ministerio de Hacienda. Esta situación financiera generaba preocupación en los secretarios de educación, pues con estos recursos se paga la nómina de los más de 300.000 docentes del país.

La ministra aseguró que independientemente del cierre financiero de este año, será necesario hacer una reforma profunda al Sistema General de Participaciones (SGP) y que están estudiando un proyecto radicado por el Gobierno de Juan Manuel Santos para verificar su viabilidad y la posibilidad de hacer ajustes. Finalizó recordando que el presidente Duque desea llevar a cabo una reforma constitucional al SGP beneficiando no solo al sector educación, sino al de salud, agua y saneamiento básico.

Para tener esta conversación con la ministra de Educación, Sara Manuela Álvarez (16 años) se registró en www.aloporfavorcolombia.com. En los próximos días serán publicadas llamadas de los ministros de Vivienda, Justicia y Comercio, con ciudadanos de Quindío, Chocó y Norte de Santander.

‘Aló, ¿por favor Colombia?’ es una iniciativa ciudadana, en alianza con El Espectador, que tiene como objetivos personalizar la política, combatir la polarización y la apatía electoral en el país.

Escuche la conversación: Tomado de: https://www.elespectador.com/noticias/educacion/la-implementacion-de-la-jornada-unica-se-hara-de-manera-gradual-seria-y-con-sentido-explico-la-articulo-808629

ANÁLISIS | 3/1/2018 4:07:00 PM

¿Por qué no es cierto que Colombia esté invirtiendo mucho en educación?

Por Julián De Zubiría Samper*

Julián De Zubiría analiza las consecuencias de la ausencia de política de Estado en educación y explica el mecanismo que fue concertado recientemente en Paipa entre un grupo de académicos para enfrentar dicho problema: la creación de un Consejo Nacional de Educación.

Foto: Twitter: @juliandezubiria

No es cierto que Colombia esté invirtiendo mucho en educación. Tampoco que haya sido una prioridad para quienes han gobernado en los últimos 20 años. Esto es muy fácil de verificar si tenemos en cuenta que hoy invertimos menos por cada estudiante y mucho menos de lo que invierten nuestros vecinos. En Colombia, contrario a lo que nos dicen, vamos como el cangrejo.

El gasto por estudiante en educación superior cayó de 9,1 millones de pesos en el 2000 a 8,1 millones de pesos en el 2015, lo que nos deja muy atrás tanto en cobertura como en inversión frente a la región. Como país, la inversión general que realizamos por estudiante al año es de U$3.000, cuando la de Argentina y México es de U$4.000 y la de Chile es de U$5.000.

Para los menores de 6 años la situación es muy grave. Según la UNESCO, para el año 2013, más de la mitad de los niños entre 3 y 6 años en América Latina y el 66% en el Caribe, recibían educación inicial. Por el contrario, en Colombia la matrícula tan solo cubría al 33% de los niños en dichas edades.

La Ley 115 de 1994 estableció tres años obligatorios de educación inicial. Hoy, veinticuatro años después, no hemos garantizado el primero de ellos para todos los niños, a pesar de que sabemos que es la inversión más rentable que conoce la humanidad.

En el caso de la educación básica y media, y pese a los avances logrados en la última época en cobertura, el país también permanece atrás del promedio de América Latina. Esto es así ya que de cada cien niños que se matriculan en primero de primaria, solo treinta y nueve terminan el bachillerato. La deserción hace imposible garantizar el derecho a la educación.

Tampoco es cierto que estemos marchando en la ruta de convertirnos en el país “mejor educado” de América Latina para el año 2025. La explicación es muy sencilla: mientras los vecinos han tomado medidas para mejorar la calidad, nosotros no hemos llevado a cabo ninguna estructural.

Chile, por ejemplo, hizo una profunda reforma curricular en 1998, que le permitió organizar las asignaturas para impulsar los procesos de pensamiento e interpretación de los estudiantes y vinculó a los docentes a completos programas de formación, antes de implementar la jornada única. Al hacerlo, resolvió tres problemas de manera articulada: currículo, formación y jornada única.

En Colombia, por el contrario, seguimos dando “palos de ciego” y cada vez estamos más confundidos a nivel curricular: se trabajan más de quince asignaturas por año, atomizadas y con contenidos en general impertinentes. En formación hemos asumido la ruta más costosa y la que menos impacto genera: enviar a los docentes a tomar maestrías, cuando todos los estudios han ratificado una y otra vez que esto no impacta la calidad en la educación básica. Y pensando de manera fragmentada, hemos iniciado la jornada única sin cambios en el currículo ni en la formación de docentes.

Perú está marchando en la dirección correcta después que reconocieron sus pobres resultados en PISA, declararon Emergencia Social en 2004, conformaron una Comisión Nacional de Educación y comenzaron a construir una política pública de largo aliento.

Por el contrario, en Colombia, el Ministerio de Educación no para de mentir para hacer creer al país que estamos mejorando significativamente en calidad. En el año 2017 retrocedimos en los resultados SABER de 3º, 5º, 9º y 11, pero las autoridades del MEN se silenciaron para que esto no fuera visible y para poder seguir atribuyendo el leve incremento alcanzado en 2016 al programa Ser Pilo paga. Atribución que tampoco es cierta.

Mientras en Ecuador duplicaron su inversión en educación y fortalecieron los procesos de evaluación en las instituciones de educación superior, en Colombia las universidades públicas siguen asfixiadas financieramente y drenamos sus menguados recursos con programas de subsidio a la demanda que terminaron, como era previsible, fortaleciendo las universidades privadas.

En particular un programa que tan solo cubre al 2% de los egresados del bachillerato y que nos quisieron presentar como el eje de la política educativa durante el segundo gobierno de Juan Manuel Santos: ¡Vaya política educativa aquella que sólo ofrece apoyo para 10.000 de los 550.000 estudiantes que cada año se gradúan del bachillerato! Los políticos, siguen jugando irresponsablemente, con las ilusiones de las nuevas generaciones.

Este es el marco en el que la Academia Colombiana de Ciencias, decidió convocar un grupo de académicos para que pensáramos estrategias que nos ayudaran a salir del grave problema en el que se encuentra el derecho a una educación de calidad en el país.

En esta oportunidad nos reunimos en el Hotel Sochagota de Paipa para pensar estrategias concretas que puedan ser tenidas en cuenta por los actuales candidatos presidenciales. Hasta el momento apenas si contemplan ideas del sentido común como incrementar la “cobertura” o “mejorar la calidad”, pero ninguno se ha referido a los desafíos que estableció el Plan Decenal o al acuerdo nacional por la educación inicial conocido con el nombre de ¡NiñezYa!

Ninguno ha hecho propuestas sobre formación inicial y permanente de docentes, educación rural, evaluación o currículo y estos son algunos de los cuellos de botella más graves de la educación actual. Gustavo Petro ha planteado algo muy deseable, pero inalcanzable en el corto y mediano plazo: Que la educación superior sea gratuita. Con excepción de Sergio Fajardo, ningún otro se ha referido a cómo podríamos ayudar a impulsar el cambio cultural que demanda el país en su momento actual, para poder superar la “cultura del atajo” y del vivo” que tanto daño ha generado al tejido social, la confianza y la reconciliación entre los colombianos.

El documento de Paipa está siendo divulgado entre organizaciones educativas y académicas y convocaremos ruedas de prensa para discutirlo. Por ello, sólo me referiré a una de sus propuestas.

En el país hay un enorme consenso en torno a la necesidad de construir una política de Estado en educación, una política que trabaje para alcanzar resultados a largo plazo. Lo que hemos hecho hasta el momento, es lo contrario.

El mundo no conoce de un país que haya garantizado el desarrollo sostenido sin invertir en educación y en ciencia. Todos los casos históricos, demuestran que en la educación y la ciencia están las llaves para impulsar el desarrollo, consolidar el tejido social, elevar la productividad y la creatividad, así como formar ciudadanos que respeten las diferencias y aprendan a trabajar en equipo.

En el sudeste asiático se ha dado el último caso visible, lo que ha convertido a los llamados “tigres asiáticos” en los países que mayor inversión per cápita vienen realizando en las últimas décadas, tanto en investigación como en ciencia y educación. Corea, por ejemplo, invierte el 4,3% del PIB. En el otro extremo está Colombia con una inversión del 0,21% del PIB en ciencia para el 2017, inferior incluso a la que tuvimos veinte años atrás y la cual ya era extremadamente baja (0,38% del PIB). Estamos con una inversión similar a la que realiza Mongolia y Omán.

Como tendencia general, los ministros de educación son economistas que llegan a conocer el sistema, a aprender cómo funciona el sector y a establecer lógicas de racionalización y eficiencia, como si allí estuviera el problema de la calidad en la formación de los niños, los jóvenes y los docentes.

Así mismo, la experiencia durante el segundo periodo de Santos, ha salido muy costosa para la política pública. Sin consultar con ningún actor, sin consensuar y sin mediar discusión con la academia o el parlamento, el país se vio enfrentado a asumir como eje de la política pública un pequeño pero muy costoso programa educativo: Ser Pilo Paga.

Para garantizar que esto no vuelva a ocurrir, para asegurar que no primen los intereses “politiqueros” de quienes sean designados como ministros y para impulsar el desarrollo de largo aliento, se requiere la construcción de una política de Estado en educación.

El mecanismo que proponemos para asegurar su implementación es la creación de un Consejo Nacional de Educación de alto nivel, presidido por el Ministro y cuya función principal sea la construcción de una política de largo plazo que asegure continuidad en las decisiones y que ayude a garantizar un adecuado seguimiento del estado del sistema educativo, de la implementación y los ajustes que demanden todos los planes y acuerdos alcanzados y del impacto de las medidas que se tomen tanto en calidad como en el aseguramiento del derecho a la educación.

El país sigue a la espera de que los recursos que se están liberando de la guerra se inviertan en educación y en ciencia; y de que iniciemos una verdadera revolución pedagógica en la formación de los docentes y en el replanteamiento estructural del currículo en la educación básica y media.

Seguimos también en deuda con el derecho de los jóvenes a su educación superior y de garantizarles a los niños la educación inicial de calidad, independientemente de su condición social, económica y regional, tal como lo establecimos en 1994 en la Ley General de Educación.

Para seguir ampliando el derecho, como exigen las democracias, necesitamos que la sociedad civil asuma un rol más protagónico y les exija a sus candidatos y próximos gobernantes un compromiso serio y a largo plazo con la educación. Por ello, una vez más reitero la consigna que he propuesto para las presentes elecciones presidenciales: “Si tu candidato no sabe cómo cambiar la educación, cambia de candidato”.

*Director del Instituto Alberto Merani y consultor en educación de las Naciones Unidas. Twitter: @juliandezubiria Tomado de: https://www.semana.com/educacion/articulo/el-cambio-que-necesita-la-educacion-en-colombia/558650

Replantear la educación de jóvenes y adultos en América Latina y el Caribe.

Habida cuenta de que la educación se está convirtiendo en un objetivo cada vez más prioritario en un mundo cada vez más complejo, la UNESCO ha iniciado una serie de consultas regionales para examinar estrategias, programas y prácticas capaces de garantizar que el aprendizaje a lo largo de toda la vida está al alcance de todos. El primero de los cinco diálogos se llevó a cabo en Brasilia, el 25 de abril de 2016, en el marco de CONFINTEA +6 (acrónimo en lengua portuguesa de la Conferencia Internacional de Educación de Adultos), con la participación de expertos, docentes y responsables de la adopción de decisiones que laboran en el ámbito de la educación de adultos y el aprendizaje a lo largo de toda la vida en América Latina y el Caribe, que sostuvieron un debate sumamente provechoso. A la reunión asistieron también varios colegas de la UNESCO destacados en la Oficina Nacional en Brasil, la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe, y el Instituto para el Aprendizaje a lo Largo de toda la Vida.

Lea el artículo completo AQUÍ

¿De qué tanto sirve ser doctor para conseguir trabajo en Colombia?

EDUCACIÓN | 8/9/2018 9:45:00 a.m.

En los últimos años, la cantidad de personas que se inscriben y gradúan de programas de doctorado ha aumentado. Pero, ¿a qué se dedican en un país que poco invierte en investigación? Este es uno de los temas que hará parte de la Cumbre Líderes por la Educación 2018.

Foto: Pixabay

Para que Colombia comience a graduar más doctores y se acerque al promedio latinoamericano, debería invertir aproximadamente 4 billones de pesos en los próximos 10 años. La reducción de un 11 % en el presupuesto otorgado a Colciencias para 2018 con respecto al año pasado no es síntoma del mejor panorama para la investigación en el país. Si se tiene en cuenta que desde hace más de una década Colciencias destina gran parte de su presupuesto a la formación de doctores, la reducción del presupuesto también tendría un impacto en las ayudas financieras. Además, el informe del Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología (OCyT) de 2015 indica que el país gradúa un promedio de 6,6 doctores por millón de habitantes y esta cifra dista del promedio latinoamericano, que es de 40 doctores por cada millón. Por otro lado, cada vez son menos los proyectos o instituciones en los que estas personas pueden potenciar sus conocimientos. “Siempre pensé en estudiar Medicina o Ingeniería, pero un profesor me hizo cambiar de parecer cuando me dijo que podía ser un ingeniero promedio y triste, o un físico feliz”, comenta Javier Duarte, doctor en Física Teórica de Altas Energías de la Universidad Nacional. “La proyección en ese entonces para un físico era difícil, siempre me hacían las mismas preguntas: “¿Usted qué va a hacer?, ¿de qué va a vivir?”, dice. Por su parte, Santiago Parga, doctor en Literatura Comparada de The City University of New York, sabía que el panorama laboral para alguien de su perfil no iba a ser fácil. “Yo sé mucho de literatura italiana del siglo XX, pero eso no siempre es útil para todo el mundo”. Aunque especializados en campos diferentes, el camino y el escenario actual de ambos es muy similar. Desde que se graduó de pregrado en Física de la Universidad Nacional, Javier ha dedicado nueve años al estudio de altas energías en partículas elementales: tres de ellos en la maestría que estudió para fortalecer sus habilidades comunicativas y conocer a profundidad las líneas de investigación; los otros seis los usó para plantear sus propias investigaciones. Santiago, por otro lado, decidió estudiar un Phd inmediatamente después de terminar su pregrado y durante cinco años estuvo “metido en una biblioteca, desconectado de la vida y del mundo”.

Para ambos, el tiempo de estudio del doctorado fue desafiante tanto intelectual como financieramente, ya que las becas ofrecidas por estos programas suelen exigir que sus estudiantes también dicten clases. El tiempo, entonces, se convierte en el recurso más valioso para estos estudiantes, pues no solo deben cumplir con las exigencias propias de su formación sino que se encuentran con los desafíos inherentes a la educación: planear un temario, establecer una metodología de enseñanza, plantear actividades y por supuesto, evaluar a los alumnos.

Sumado a esto, también se enfrentan a una difícil pregunta: ¿cómo pagar unos estudios que por lo general resultan muy costosos? “De los 100 estudiantes que iban conmigo solo 20 teníamos financiación. El resto tenía que pagar con sus propios recursos, y no es una exageración afirmar que trabajar y estudiar al tiempo es muy difícil”, asevera Javier. Sin duda, muchos no tienen los recursos suficientes para pagar esta inversión y necesitan la ayuda del Estado. Según la OCyT, para que Colombia comience a graduar más doctores y se acerque, aún sin igualar, al promedio latinoamericano, debería invertir aproximadamente 4 billones de pesos en los próximos 10 años, es decir, cerca de 11,5 veces el presupuesto actual de Colciencias. Aún así, el Ministerio de Educación Nacional (MEN) muestra un aumento en el número de personas matriculadas en programas de doctorado. De acuerdo con la información recopilada a través del Sistema de Información de la Educación Superior, Colombia pasó de 2.326 estudiantes matriculados en 2010 a 5.713 en 2016. Sin embargo, el número de graduados de estos programas, aunque incrementó, es considerablemente pequeño: en 2010 se graduaron 211 personas y en 2016, 615. No es sorprendente que muchos, en dificultades para mantener el ritmo de un doctorado y trabajar para pagarlo, desistan y abandonen sus estudios.

“Estudiar un doctorado es como correr una maratón. De cierta manera es también una forma de cerrar todos los demás caminos porque uno se desconecta mucho del mundo laboral”, comenta Santiago. Y es que esa desconexión se debe, además, a que el nivel de especialización de un doctor no siempre va de la mano con las necesidades del mercado, que en su mayoría no requiere o no puede pagar por este grado de conocimiento. Sandra Turbay, directora del programa de posgrados de la Universidad de Antioquia y doctora en Antropología Social y Etnología, asegura que el panorama laboral para los doctores en Colombia es particular ya que, a diferencia de otros países como Estados Unidos, estos no son vinculados al sector productivo del país y los departamentos de innovación en Colombia no suelen tener la infraestructura o el capital para sostener el trabajo de un doctor.

Según dice, “todavía necesitamos que la economía colombiana esté más orientada a una economía del conocimiento para que el sector productivo tenga un espacio para la investigación. Mientras tanto, los doctores van a seguir trabajando como profesores, en un sector cada vez más competitivo”. De hecho, esto fue lo que le pasó a Javier, y el golpe puede ser duro: “En Colombia el camino para alguien con mi perfil es realmente la docencia, no la investigación. Me di cuenta de que mi futuro era ser profesor”. Además, asegura que la falta de oferta laboral hace que un Phd ya no piense en su idea original, investigar. Ese sueño queda en un segundo plano.

“Lo que piensa es en no morirse de hambre y en tomar lo que salga”. Según cuenta, muchos tienen que empezar de cero y recuerda el caso de un amigo que trabajó en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN por sus siglas en francés), luego en una universidad y ahora está haciendo redes eléctricas. La brecha entre las necesidades del mercado y el grado de especialización alcanzado por los Phd señala uno de los principales problemas de fondo de las políticas públicas del país y evidencia un “desperdicio” de talento y energía. Como bien señala Santiago, “estudiar cinco años para no ejercer es una botadera de corriente”. A eso se suma la eterna espera para que mágicamente se abra una plaza en una universidad y puedan ser profesores de planta. Javier coincide en lo anterior ya que, “hace poco hubo dos concursos para el perfil de físico de altas energías, uno en la Universidad de Antioquia y otro en la Nacional. En la de Antioquia 48 personas nacionales e internacionales se presentaron para tres plazas. En la Nacional, de los 26 que se presentaron, si no estoy mal quedó uno”. Y es que, ante la falta de oportunidades en el mercado laboral, los beneficios de estar asociados como profesores de planta en una universidad no están relacionados exclusivamente con una mayor estabilidad económica, sino que, aquellos afortunados que se vinculan tiempo completo con la academia tienen el respaldo de las instituciones para desarrollar sus investigaciones con solidez. Javier, que es profesor hora cátedra en la Universidad Javeriana y en la Universidad Distrital, tiene a su cargo 32 horas semanales de clase, mientras que un profesor de planta tiene alrededor de 12. Para responder con esta carga ha tenido que dejar a un lado la investigación y ha llegado al punto de afirmar que “mi trabajo es la docencia y la investigación es mi hobby”. Esa es quizás la misma situación a la que se enfrentan hoy cientos de doctores en Colombia. Tomado de: https://www.semana.com/educacion/articulo/vale-la-pena-estudiar-doctorado-en-colombia-para-conseguir-trabajo/577112

Modelos Educativos Flexibles con Contratistas Privados.

La Secretaría de Educación Distrital insiste en cautivar a la población bogotana que no ha culminado sus estudios primarios o secundarios, ofreciéndoles modalidades flexibles en los horarios escolares, que se reducen a estudiar un día a la semana, que por lo general es el domingo. En principio, es una oferta atractiva para la comunidad, pero, lo que no se les aclara es la calidad de educación que van a recibir, ya que es cuestionable, qué tanto nivel de profundidad tendrán los contenidos de las asignaturas, y qué competencias desarrollarán los estudiantes para enfrentarse a la prueba saber 11, obteniendo buenos resultados.

De otro lado, la oferta que hace la S.E.D. no es a través de las instituciones educativas públicas, sino contratando operadores privados, lo que promueve el mercantilismo de la educación, ya que más bien, debería invitarse a la población necesitada de culminar sus estudios, a que se matricule en los colegios oficiales que ofrecen educación de buena calidad en la jornada nocturna y con horarios de lunes a viernes.

Borrador de la reforma al Decreto 3011 de 1997.

El Ministerio de Educación Nacional pretende reformar los contenidos del Decreto 3011 de 1997, con el fin de acabar paulatinamente con la Educación de Jóvenes y Adultos, contrario a su deber como representante del gobierno. Con la reforma se afectarán los horarios, la presencialidad en las instituciones, y lo más importante, la calidad de la educación será de niveles muy inferiores, lo que atentará contra el conocimiento, el aprendizaje y el desarrollo de competencias idóneas de los estudiantes que se formen dentro de estos nuevos programas flexibles, lo que les reducirá las posibilidades de que puedan acceder a la Educación Superior o pretender superar un proceso de selección de personal en las diferentes empresas.

Descargue el documento borrador y haga los análisis del caso.

Comunicado de rechazo unánime a los modelos flexibles propuestos por la Secretaría de Educación Distrital.

En el siguiente documento para descargar (resolución 1525 de sep. 01 de 2017), se encuentran algunos de los aspectos más importantes sobre los nuevos modelos educativos flexibles que propone la Secretaría de Educación de Bogotá, y que van en contra de la calidad de la educación pública, estatal y presencial, desfavoreciendo a quienes cursen dichos modelos.

Plan Nacional Decenal de Educación 2016-2026.

Se invita a la comunidad educativa para que conozca el documento publicado por el Ministerio de Educación Nacional, sobre el Plan Nacional Decenal de Educación 2016-2026. Descargue el documento:

Enlaces Relacionados: